MEDIDAS DE PREVENCIÓN EN EVENTOS ANTE EL CORONAVIRUS COVID-19

MEDIDAS DE PREVENCIÓN EN EVENTOS ANTE EL CORONAVIRUS COVID-19
marzo 12, 2020 GTA

MEDIDAS DE PREVENCIÓN EN EVENTOS ANTE EL CORONAVIRUS COVID-19

MEDIDAS DE PREVENCIÓN EN EVENTOS ANTE EL CORONAVIRUS COVID-19

Como todos conocemos, en la actualidad ha surgido una nueva situación sanitaria. La aparición del coronavirus COVID-19, que ya se ha convertido en epidemia, está en primer plano en todas las noticias. Y por eso mismo está en boca de todos en la calle. Muchas veces, esto genera desinformación. Por lo que es muy importante informarse debidamente para evitar riesgos innecesarios. Nosotros, aunque no estemos dentro del espectro sanitario, realizamos eventos en los que utilizamos material que pasa “de mano en mano”. Por eso mismo, a la hora de realizar eventos de cara al público, vamos a seguir una serie de normas que cumplan con las normativas vigentes en cada población. Y hemos visto necesario dar a conocer unas pautas básicas al público en general para que actúe en consecuencia, con sentido común.

El CORONAVIRUS COVID-19 Y SUS SÍNTOMAS

Antes de nada, vemos necesario definir a lo que nos enfrentamos. Los coronavirus son un tipo de virus que habitualmente sólo afectan a animales. Pero algunos de ellos pueden transmitirse de los animales a las personas. Lo que conocemos como COVID-19, es la enfermedad producida por el coronavirus SARS-CoV-2. Este coronavirus fue detectado por primera vez a finales del 2019 en la ciudad de Wuhan, en China.

Sus síntomas más comunes son la fiebre, la tos, y la sensación de falta de aire. A veces puede generar diarrea y dolor abdominal. Por lo general los afectados por el coronavirus tienen síntomas leves. La mayoría de los casos graves se producen en personas de avanzada edad o personas con algún tipo de enfermedad crónica. En estas personas, la infección puede llegar a causar neumonía, fallo renal o incluso la muerte.

TRANSMISIÓN

Por lo que se conoce hasta el momento, la transmisión se produce por contacto estrecho entre las secreciones generadas por las personas infectadas (tos o estornudo de una persona enferma). Para que el contagio se efectúe, lo primero que debe ocurrir es que la cantidad del virus en las vías respiratorias de la persona infectada sea lo suficientemente alta. Y lo segundo que debe ocurrir es que las secreciones generadas entren en contacto con la nariz, ojos o boca de la persona sana. Por ello, se estima que en distancias superiores entre personas a uno o dos metros, la infección será poco probable.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN Y PROTECCIÓN

Por lo tanto, las medidas a tomar en la vida cotidiana conllevan una muy buena higiene de las manos. Se debe a que son los elementos fundamentales que usamos, y que en ocasiones llevamos a la boca, nariz y ojos. Es suficiente con lavarlas con jabón y agua, pero hay que hacerlo de forma exhaustiva. Por otro lado, a la hora de toser y estornudar hay que hacerlo cubriéndose la boca, para evitar expandir el virus en caso de estar infectados. Y la boca hay que cubrirla con el antebrazo, así al no hacerlo con las manos evitamos extenderlo después con ellas. Es conveniente también usar pañuelos desechables y tirarlos inmediatamente después de usarlos. Y por último, evitar cuanto se pueda tocarse con las manos la nariz, los ojos o la boca.

MEDIDAS DE PREVENCIÓN ANTE EL CORONAVIRUS EN EVENTOS

En nuestras actividades tenemos los factores de riesgo que suponen las aglomeraciones de gente en espacios cerrados. A lo que debemos sumar el uso de material que pasará de unas manos a otras.

Como hemos visto, en distancias superiores a un metro, es muy difícil que se genere ningún tipo de contagio, por lo que mantendremos a las personas que se encuentren esperando a disfrutar de la actividad, con una distancia entre ellos que garantice esa longitud mínima. Por otro lado, cualquier material que sea utilizado por una persona, como pueden ser gafas de realidad virtual, mandos, etc, es susceptible de ser tocado. Para las gafas, existen antifaces higiénicos de usar y tirar, que serán proporcionados a los usuarios por nuestro personal. En el caso de los mandos, utilizaremos toallitas desinfectantes para limpiarlos. Una vez limpio se entregará a la siguiente persona de forma que el nuevo usuario estará siempre fuera de peligro por contacto con cualquier superficie.

Como la población general sana no necesita utilizar mascarillas, nuestro protocolo de actuación no lo recoge como un elemento necesario. Estas mascarillas ayudan a prevenir el contagio si las personas que lo llevan están enfermas. Pero lo lógico es que si la persona que va a acudir al evento o centro comercial tiene cualquier sintomatología, no acuda. El uso no adecuado de mascarillas solamente ayuda al desabastecimiento, y a que las personas que realmente lo necesitan no dispongan de ellas.

En definitiva, trataremos de que las personas tengan un espacio de seguridad entre ellas, y adoptaremos con el instrumental todas las medidas recomendadas por el Ministerio de Sanidad y por los organismos internacionales como la Organización Mundial de la Salud.

Pero queremos terminar recordando que la mejor forma de evitar el contagio es aplicando el sentido común. Evitar la propagación va a depender de que cada persona tome las decisiones adecuadas pensando en el resto como sociedad, y evitando pensar en uno mismo como individuo. Y sobre todo evitando tomar decisiones erróneas que pongan en riesgo a los demás.